fbpx

RFID VS Código de barras

La tecnología RFID (Identificación por RadioFrecuencia) es un sistema de identificación de objetos utilizando ondas de radio, con esto nos permite tener información en tiempo real de nuestros productos dentro de la cadena de suministro. El sistema se basa en adherir al objeto a identificar un chip mediante un elemento (tag o etiqueta), que puede almacenar y transmitir información por radiofrecuencia hacia un lector sin necesidad de contacto visual.

Mientras que la tecnología del código de barras es la combinación de líneas y números que se imprime en las envolturas de los productos de consumo para que pueda ser leído y descifrado por un lector óptico que transmite los datos a una máquina o una computadora; suele contener informaciones como la fecha de envasado, el número de lote, la procedencia y otros datos.

Según las necesidad del caso el código de barras puede continuar siendo una buena opción, barata y al alcance de todos, lo importante es conocer las necesidades y saber que tecnología se puede adaptar más a las mismas, Las dos tecnologías tienen sus ventajas y desventajas y compararlas es un poco injusto, pues evidentemente la tecnología RFID tiene unas ventajas importantes, hoy hablaremos de algunas de sus principales diferencias:  

  • Los tags RFID están serializados, la trazabilidad es individual para cada ítem que lleve un tag. El código de barras es el mismo para todos los productos iguales.  Con el código de barras, la trazabilidad se ciñe a la producción (lote, partida), no a cada producto unitario.
  • Los tags RFID pueden almacenar muchos más datos que los códigos de barras o códigos QR u otros bidimensionales, de manera que de cada producto podemos conocer, por ejemplo, fecha de producción, de entrega, sede donde se ha fabricado, registro de temperaturas, etc. ¡Hay muchos chips RFID diferentes, con diferentes capacidades de almacenamiento!
  • Los tags RFID pueden ser escritos en cualquier momento, actualizando la información almacenada en ellos. En cambio, un código de barras sólo puede ser leído.
  • Para leer un tag RFID no es necesario tener línea de visión con el tag, por lo tanto, puedes tener uno o más productos con un tag dentro de una caja y leerlos todos sin necesidad de sacarlos de ella.
  • Los tags RFID pueden ser leídos a través de la suciedad y el polvo, e incluso cuando están envueltos en plástico o puestos en contenedores.
  • El tiempo de vida de un tag RFID es muy larga. Los códigos de barras se estropean fácilmente (humedad, suciedad, calidad de la impresión y las etiquetas…), dificultando o imposibilitando a veces su lectura. En cambio los tags RFID existen en muchos formatos diferentes para poder soportar distintas condiciones ambientales y de entorno, de manera que no se estropeen y su lectura sea posible de forma permanente.
  • A menudo, el RFID no necesita de la intervención humana para la lectura de datos. En cambio, un código de barras habitualmente necesita una persona para escanear los datos (aunque no siempre es así, sobre todo en las líneas de producción automatizadas). Por ejemplo, cuando debemos recoger mercancía en un almacén, la carretilla elevadora puede llevar incorporado un lector RFID, de manera que no hará falta leer manualmente el tag y la validación de la mercancía también será automática.
  • La tecnología RFID no es tan sensible a la orientación como los códigos de barras. Un scanner de código de barras tiene que estar debidamente orientado al propio código para su correcta lectura. Las tecnologías LF y HF sí son sensibles a la orientación, pero el UHF es mucho más flexible en este aspecto.
  • La tecnología RFID es 25 veces más rápida que los códigos de barras, sobre todo en aplicaciones de control de inventario.
  • Los tags RFID no se pueden falsificar de forma fácil, puesto que la información en su interior está protegida. En cambio, un código de barras puede ser impreso con cualquier impresora láser.
  • La tecnología RFID es menos cara que los códigos de barras. Aunque un código de barras no tiene apenas coste, pues de trata de una etiqueta impresa, habitualmente necesitas a una persona que lo escanee, y este trabajo es costoso. Es por este motivo que las tiendas con código de barras acostumbran a hacer el inventario sólo un par de veces al año.
  • El RFID es mucho más preciso que los códigos de barras. La gente a veces “pierde” o se “olvida” algunos ítems cuando escanea un gran número de productos. La tecnología RFID, en cambio, generalmente consigue ratios de escaneo mucho más altos que el código de barras cuando hay un gran número de ítems que tienen que ser leídos. A veces puede no llegar al 100% de lecturas correctas, pero se acerca más a ello que el código de barras.
  • Los tags pasivos UHF pueden ser leídos a distancias de hasta 10 metros, mientras que los códigos de barras se pueden leer típicamente a distancias de 30 cm.

Estas son algunas de las diferencias entre estas dos tecnologías, aunque a simple vista se ve que la tecnología RFID tiene muchas ventajas, es necesario conocer los requerimientos de cada negocio y ver qué tecnología se puede adaptar mejor para cada tipo de empresa.

 

Referencias:

https://blog.conducetuempresa.com/2012/03/tecnologia-rfid-vs-codigo-de-barras.html

https://www.fqingenieria.com/es/conocimiento/ventajas-de-la-tecnologia-rfid-versus-el-codigo-de-barras-82

https://telectronica.com/cuales-son-las-principales-diferencias-entre-el-codigo-de-barras-y-rfid/